Solución a La Crisis De Consciencia Económica

Solución a La Crisis De Consciencia Económica

Solo Ganamos Si Ganamos TOD@S

Tod@s Ganamos GRACIAS a Tod@s

«Tengo la fortuna de poder regalar mi trabajo a quien yo quiero»

 

Hola, amigos y amigas. Soy Daniel Jiménez.

Atraido por lo que expone, comparto un extracto de la entrevista que el periodista Carlos Risco ha realizado al doctor Pedro Cavadas en el Dominical de El Correo De Andalucia. Sevilla, 31 de julio de 2011.

 

Le han llamado «super cirujano», «médico de competición», «el hombre de las manos milagrosas». Hasta lo han comparado con el Saulo Bíblico…¿La microcirugía es jugar a ser Dios?

«Hay que ser ingenuo para creerse las alabanzas. Aceptaría que soy alguien que ha estudiado miles de horas y que se preocupa más de lo normal cuando alguien le plantea un problema. Todos los demás son grandilocuencias.

 

¿Qué energía le mueve para trabajar hasta los sábados y acumular miles de operaciones?

Tengo la fortuna de haber descubierto la medicina, su lado humano y metafísico, es decir, la filosofía detrás de la medicina. También tengo la fortuna de tener mucho estudio y bastante experiencia. Es decir: puedo ofrecer cosas a la gente. De la vanidad me he curado bastante. El dinero… Ni necesito una cantidad enorme y me sobra para mis proyectos, para mí y para mis hijas. Por pasta no trabajaría tanto. Por demostrarme cosas tampoco. Al K2 ya subí. No soy la Virgen María, ni un abanderado de la bondad. Quien lo haga miente, pero si alguien me viene con un problema, no sé decir que no.

 

Y le gustan los retos.

No. El reto son acciones vagamente útiles que uno hace por su propia patología psiquiátrica. Como subir ochomiles o cruzar el Atlántico en una moto de agua. Si yo fuera paciente no me gustaría un médico de retos. Lo que me mueve es que alguien me pida algo que no es sencillo. Si fuese un reto, entre elegir entre el bienestar del paciente o tu vanidad, se elegiría la segunda. Y eso no beneficia a nadie.

 

¿Cómo encaja los fracasos?

Muy mal. Si intentas hacer bien las cosas y salen mal, no hace ninguna gracia. Pero hay que ser realista. En la vida nunca coincide la realidad con lo que a ti te gustaría. Tienden a no coincidir. Si algo va mal, que no sea por falta de interés, de estudio, de dedicación o por haber tomado una decisión pensando en lo que no toca. Si haces las cosas pensando en lo que no toca, alguna sale mal, pero que no salgan mal por falta de esfuerzo o falta de interés.

 

Llama la atención su aspecto en las ruedas de prensa, ataviado con ropas africanas, completamente ajeno al ´establishment´de la medicina ortodoxa.

El mérito y el respeto, desde mi punto de vista, se consiguen de otro modo. Me resulta difícil explicarlo, pero creo que si eres capaz de conseguir respeto contraviniendo todas las normas de etiquetas habidas y por haber, significa que realmente lo que hacías era meritorio. Porque con un coche de varios millones, con un traje carísimo y todo rodeado de oropeles, el primer reflejo que tiene casi toda la gente es respetar. Por si acaso eres importante. Pero este tipo de respeto tiene muy poco mérito. Ese respeto podría ser falso perfectamente. Pero el otro no.

 

Aunque usted mismo ha sido uno de esos médicos de traje y corbata.

Pero sin quererlo. Me dejé llevar. En este mundo todo te arrastra a comprar, a consumir. Si trabajas y ganas pasta y te la gastas, es tu capricho. Y al final haces lo que se espera de tí que hagas, dependiendo de una serie de estatus y una serie de uniformes asignados. Y te dejas. Hasta que un día te das cuenta de que tontería más grande. Qué caro resulta ser un capullo. Dediquemos la pasta a cosas un poco más creativas.

 

¿Cuál es el concepto de cooperación humanitaria?

No se trata de ir repartiendo chucherías para salir en una foto o unas vacaciones de trabajo que son sólo para pasártelo bien. Cooperación humanitaria es ayudar a la gente de verdad. Y hacer las cosas bien. Uno decide cuánto tiempo, dinero y medios invierte en ello. Y luego, hacerlo rentar. Que cada euro que tú inviertes en eso proporcione el máximo beneficio a la gente en la que lo inviertes. Y eso me llevó tiempo darme cuenta. Que lo que hay que invertir es en formación. Y en educación de la gente. Ir a África a operar gratis tres o cuatro veces al año es necesario y es la parte vistosa, pero esa no es la parte más útil, a lo que cada vez le dedico más tiempo y recursos es educar a la gente de allí.

 

La frontera entre la caridad y la justicia.

La caridad me suena sospechosamente eclesiástico. Y todo lo eclesiástico me suena sospechoso por definición.

Lo siento si alguien se molesta. Creo que se trata de decencia.

Si te sacas la venda de los ojos y miras un poquito más allá de tu entrepierna, te das cuenta de que el mundo es mucho más que comprar y consumir compulsivamente. Se mueven otras cosas.

'Tengo la bendita fortuna de poder regalar mi trabajo a quien yo quiero... Es #Educar el placer de regalar... Echarle una mano a alguien que no conoces. Y es un placer que hay que educarlo' Doctor Pedro Cavadas GRACIAS Por CompaRTir

 

Feliz Verano

Daniel Jiménez

Pin It on Pinterest

GRACIAS Por Comentar y Compartir...

Que fluya y llegue a quien tenga que llegar... Gracias...

GRACIAS Por Compartir...

Que fluya... y llegue a quien le pueda enriquecer...